10 divertidos anuncios protagonizados por famosos

  1 de mayo, 2015      Irene Ferradas    2

La publicidad y los famosos son un tándem que suele ir de la mano. Recurrir a una cara conocida para un anuncio es habitual y a menudo suele garantizar una mayor repercusión. Marca y personaje pasan a compartir público y fans, y transmiten de la mano un mismo mensaje, filosofía o estilo de vida. Y esto ya era así en el entrañable blanco y negro…

Hablamos de ‘’famosos’’ refiriéndonos, obviamente, a todo tipo de personaje conocido: desde deportistas hasta bailarines, actores, actrices, cocineros, participantes de concursos y un largo etcétera que engloba a quienes cuentan con el cariño de un público que a la marca le viene de perlas: aumenta la difusión de la campaña, mejora la credibilidad del mensaje y ayuda a crear más simpatía hacia la marca. Por otro lado, esto de las ‘’publi-celebs’’ no suele venirle mal al bolsillo del personaje público en cuestión.

Eso sí, hay que tener cuidado a la hora de elegir a tu ‘’embajador/a de marca’’… (puedes pinchar sobre este enlace para conocer algunos desafortunados ejemplos).

Hoy hemos seleccionado 10 divertidas campañas con famosos como protagonistas. ¿Cuántas conocías?

  1. Del Pan y Circo evolucionamos (poco) al Pepsi y Circo, con Britney Spears, Beyoncé, Pink y Enrique Iglesias (hijo).

  1. Si este anuncio se estrenase hoy, seguramente sería viral en cuestión de minutos…

  1. Brad Pitt no va a ningún sitio sin sus pantalones. Mal que nos pese.

  1. Nos encantó en su momento y nos encanta ahora. ¿Qué tal si dejamos de pretender que las mujeres no eructan, no se tiran pedos, no son, en definitiva, reales?

  1. El pan no puede ser tan malo si lo vende Punset. Y eso es así.

  1. ¿Doble? ¿quién dijo doble?

  1. Que a George Clooney le pierde el café ya lo sabíamos. Que a Jean Dujardin también, no.

  1. ¡Pero tú no eres Pilar Rubio!

  1. Chiquito y Chicote. Todo muy español.

  1. Y nos despedimos con una advertencia: después de ver este spot no habrá quien te quite el dichoso ritmito de la cabeza (ni las ganas de que llegue el verano por fin).

SHARE THIS POST