48 horas Sin Rastro de Radiohead

  5 de mayo, 2016      Lucía Rodríguez    2

El domingo pasado, los fans de Radiohead, la banda británica liderada por Thom Yorke, se despertaron con la noticia de que su banda preferida había desaparecido de internet sin dejar rastro. El grupo no sólo había eliminado sus comentarios en Twitter, Instagram y Facebook, sino que también era imposible acceder a su página web. Al intentarlo, la pantalla se quedaba en blanco.

48 horas después, Yorke desencriptaba el mensaje en su Instagram con un vídeo de un bizarro pájaro de madera que canta después de haber enviado folletos del grupo con los mensajes “burn the witch” (título de una de las canciones nuevas que han presentado recientemente en directo) y “sabemos dónde vives”…

Esta breve muerte digital que forma parte de una campaña para promocionar su nuevo lanzamiento, ha vuelto a revolucionar a la industria de la música compitiendo con las grandes discográficas y apostando por la creatividad.

Al grupo le gusta ir a contracorriente. En 2007, cuando las redes sociales eran todavía una innovación por descifrar y la torpe industria de la música todavía estaba aturdida, sacaron a la luz el excelente In Rainbows. Primordialmente en versión digital y con una idea tan sencilla como revolucionaria: paga lo que quieras, desde 0 a… lo que quieras.

La banda hizo una inédita campaña contra la piratería liberando el disco a través de internet y pidiendo a sus seguidores cualquier cifra que quisieran ofrecer por tenerlo. Y lo que pareció una idea descabellada logró recopilar US$ 1,2 millones en ventas en su primer mes, superando incluso las ventas de trabajos anteriores. Más tarde, el álbum salió al mercado en forma física, liderando las ventas en Reino Unido y Estados Unidos. Esta apuesta por el entorno online de forma tan marcada fue un movimiento valiente, arriesgado; igual que en 2016 sería no hacerlo, ¿verdad?

Pues eso, que en publicidad, como en la vida, hay que echarle un par de narices y apostar por lo que a priori pueden ser ideas de bombero. Sigamos los próximos pasos de Radiohead, parece que saben lo que hacen.

SHARE THIS POST