Trident quiere curar nuestra adicción

  20 de mayo, 2014      Irene Ferradas    0

Con la llegada de ‘Focus’, la línea de ropa de Trident que nos ‘’protege’’ de las redes sociales, nos hemos puesto a darle vueltas a la adicción a Internet, o mejor dicho a su uso ‘obsesivo’ porque, en palabras del psiquiatra José Miguel Gaona, “Internet per se no produce adicción’’.

La iniciativa de Trident, ideada por la agencia Party New York, nos parece súper interesante: su ropa (con aires de astronauta) está hecha de materiales que aíslan tu móvil de las ondas electromagnéticas, dejándolo inactivo en cuanto lo guardas en el bolsillo. Así, podemos protegernos ‘’de la tormenta de información’’ al modo en que lo hacemos de la lluvia o el viento, en palabras de Kunihiko Morinaga, diseñador de la colección.

Además, Trident ha creado una aplicación en la que testear nuestro nivel de enganche a las redes sociales. Puedes ponerte a prueba aquí: keeplifeinfocus.com

Nosotros no tenemos bolsillos anti whatssap (‘Focus’ se puso a la venta en una pop-up store de Toronto), y de hecho hemos pasado un rato pegados a la pantalla (del ordenador) para traerte más campañas de marcas que, como Trident, nos proponen desconectar de este aparato desde el que ahora te ‘’hablamos’’.

En Neurads nos hemos preguntado qué mensajes transmiten las marcas de nuestra relación con Internet, y por norma general la crítica suele hacerse con cariño y mucho humor.

Opel es, quizás, quien lo trató de una forma más seria, cuando el año pasado lanzó una campaña ideada por la agencia La Despensa para animarnos a levantar la vista de las pantallas y salir ahí afuera a vivir una vida real (hasta ‘’ahí afuera’’ se llega estupendamente subido a un Opel, claro está). El spot presentaba, además, la creación de una organización de ayuda a las personas con adicción a Internet: OAAI.

Coca-Cola ha criticado el enganche al móvil desde el humor ácido, invitándonos con ironía a usar su ‘Social Media Guard’: el típico collar de gatos y perros que, además de imposibilitar que nos chupemos cicatrices frescas (nunca se sabe), hará que miremos por fin hacia el frente:

Igual no hace falta ponerse un collarín, pero está bien ser conscientes de que con tanta cabeza gacha podemos liarla bastante…

En todo caso, si eres de los que está encantad@ con la omnipresencia de Internet y las nuevas tecnologías en nuestras vidas, prepárate a traer al mundo bebés como éste 😉

SHARE THIS POST