Snapchat, ¿qué te pasa?

  18 de abril, 2017      María Tenor    1

No nos cuesta demasiado deducir que Snapchat está en plena crisis. Muchos de los que estáis leyendo esto estaréis intentando recordar cuándo fue la última vez que abristeis la aplicación o si la seguís teniendo instalada en el móvil. Gran culpa de ello la tiene Instagram, y la tendrá siempre, por mucho que ahora Facebook intente unirse a la misma moda de las publicaciones fugaces y personalizadas. Facebook, déjalo ya, tú eres para otra cosa.

El caso es que ahora no hacemos snaps, hacemos stories. Lo de hacer el tonto intercambiándonos las caras o grabarnos para luego escucharnos con voz de pito y cara de pollo fue bastante gracioso, pero la verdad es que ya lo hemos superado. O eso creemos, claro.

Y aunque Instagram sea el asesino, lo cierto es que hay muchos cómplices. Para empezar, el propio CEO de Snapchat, Evan Spiegel, no parece saber gestionar muy bien esto de tener una empresa millonaria. En 2015 tuvo un supuesto comentario bastante desafortunado: “This app is only for rich people, I don’t want to expand into poor countries like India and Spain” (“Esta aplicación es solo para gente rica, no quiero expandirme por países pobres como India o España”). Muy majo, este Evan.

A principios de este año la reputación de Snapchat volvió a tambalearse en la cuerda floja. En enero, un antiguo empleado de la compañía llamado Anthony Pompliano aseguró que la empresa engaña a los inversores. El abogado de la acusada Snapchat alegó que no se trata más que de una invención por parte de un trabajador despechado. Un poco telenovelesco.

Snapchat ha negado en rotundo el comentario clasista de su CEO que, por cierto, supuestamente estaba dirigido a Pompliano, quien ha tardado un par de años en sacarlo a la luz. Aun siendo cierto, un poco despechado sí que se le ve. Snapchat tacha la idea de ridícula y alega, entre otras cosas, que sino la aplicación sería de pago. Pero ahora India está muy, muy enfadada y ha comenzado un boicot contra la app. Parece que en España nos ha dado bastante igual. O igual estamos muy distraídos haciendo stories.

El boicot de la India lleva por bandera unos hashtag claros y contundentes. #UninstallSnapchat y #BoycottSnapchat llegaron a ser TT el fin de semana pasado y llenaron Twitter con capturas de pantalla de gente desde la India desinstalando la susodicha aplicación. Habrá que ver si estamos ante el nuevo fenómeno Uber y la empresa acaba mordiendo el polvo o ante el nuevo fenómeno Pepsi y se olvida todo en unos días.

Pero hay un rayo de luz para los amantes del fantasmita. Un rayo de luz grande y hermoso. Snapchat acaba de salir a bolsa valorada en 24.000 millones de dólares, una cantidad bastante alta, aunque parece ser que menos de la que esperaban. Muchos apuntan a que va a ser la reina de nuestro móvil y que sus usuarios, a pesar del decrecimiento de los últimos meses, volverán a crecer. Otros ni siquiera se enfocan en el futuro y aseguran que los millenials hoy día se decantan por Snapchat. Desde luego, su éxito varía mucho según el país, y es que en Estados Unidos parece que el 78% de los encuestados declaró que usa Snapchat diariamente, mientras que los que se decantan por Instagram parecen ser un 76%.

Sea como fuere, Snapchat está en problemas. Una interfaz algo difícil y unos ingresos estancados parecen ser los problemas a solventar para Snap Inc. Lo que queda claro es que, con su salida a bolsa, ha comenzado la hora de la verdad para la aplicación. Y que viendo el panorama en nuestro país, le va a ser difícil desbancar a nuestro nuevo mejor amigo, Instagram Stories.

SHARE THIS POST