¿Es el live streaming el futuro del Branded Content?

La del titular es una pregunta con trampa. Porque en nuestro entorno el futuro es fácilmente el presente y el pasado algo que siempre retorna con diferentes envoltorios pero mismo core. Y esto podemos aplicárselo fácilmente al streaming de contenidos audiovisuales en directo y a su relación con el Branded Content. Que se lo pregunten a Gerard Piqué…

Un Piqué que por cierto parece haber renunciado a su canal en Periscope y a seguir emitiendo desde una de las redes sociales más populares para el live streaming. ¿Sus motivos? Parece que anuncia algo nuevo que quizá pueda estar relacionado con su amistad con Mark Zuckerberg (ya podemos hacer lo mismo desde Facebook) o quizá esté más estrechamente relacionado con la iniciativa local Eyetok, otra app menos conocida pero con las mismas características que parece haber apostado por un pivotaje al B2B.

¿Os suena a chino lo que hablamos? A las marcas, empresas reputadas del sector Internet y startup parece que no. Si Twitter fue la primera moviendo baza al hacerse con Periscope (200 millones de emisiones en directo realizadas durante el 2015), Facebook ha recogido el guante incorporando esa funcionalidad en su app móvil (ahí tenemos a Iñigo Errejón dándolo todo en sus emisiones desde el Congreso) y Google planea implementar esa posibilidad en YouTube, que es el segundo buscador de Internet más empleado.

¿Sabéis por que te dan un premio a la startup disruptiva? Por esto.

Con Twitch en manos de Jeff Bezos y su Amazon dando soporte a la comunidad gamer que disfruta compartiendo en directo sus partidas a eSports con audiencias millonarias sería poco inteligente pensar que las marcas no han visto el potencial de esta tecnología para incorporarla a sus actividades de marketing.

Así el citado Mark Zuckerberg apadrinó la presentación de las revolucionarias Occulus Rift desde Facebook Live!, YouNow emitiendo contenidos en directo desde el talent show “America´s Got Talent” o Periscope y sus acciones para Calvin Klein o Adidas, la pregunta que nos hacemos es: ¿cuál es la clave de su interés por el live streaming?

La respuesta es la oportunidad. El capitalizar la fuerza, público, interés y comunicación asociada a un momento singular: una ceremonia de los Oscar, unos Grammys, una final de la Champions League… Todo ello potenciado por un formato que está hecho para ser compartido y comentado en redes sociales, con un potencial de viralización único.

Ahora es el momento de decidir si la próxima fiesta o evento importante al que asistiremos lo veremos de manera presencial o a través de una app. Y las marcas decidir si quieren ser la protagonistas activas o dejar que los usuarios miremos a otro lado.