Alfonso Cobo en ‘Creadorxs’: “En España no se apuesta demasiado por los jóvenes y por su creatividad”

Alfonso Cobo tiene nombre de alguien que de aquí a un tiempo será muy importante. De hecho, en parte ya lo es, porque este joven es considerado por la revista Forbes uno de los emprendedores más influyentes del mundo con menos de 30 años. ¿El motivo?  Crear Unfold.

La app Unfold, “que se ha hecho viral en España y alrededor del mundo”, se ha convertido en su vía de expresión artística y su camino hacia el éxito rotundo. A día de hoy, la aplicación de plantillas para historias de Instagram cuenta con 17 millones de usuarios en todo el mundo.

“Desde adolescente me gustaba pintar, dibujar, crear… Empecé a diseñar cosas digitales desde los catorce años y es un proceso muy inesperado, no puedo sentarme pensando que quiero crear algo en ese momento, me tiene que surgir de forma natural”, y de la misma manera surgió este gran negocio.

Más allá de cifras, Unfold tiene gran parte de su estilo, que Cobo define como “una mezcla de muchísimas cosas que he ido absorbiendo a lo largo de los años, muchas veces de mis pasiones”.”Me encanta la arquitectura japonesa y eso lo he reflejado en las plantillas de Unfold”. Los usuarios de la app saben perfectamente de lo que habla.

“Cuando tengo dos opciones en la vida siempre voy por la que me da más miedo”

Alfonso estudió arquitectura entre Madrid e Inglaterra y después se trasladó a Nueva York. ¿Esto lo podría haber hecho en nuestro país?: “En España no se apuesta demasiado por los jóvenes y por su creatividad, mientras que en Estados Unidos sí. La gente aprecia tu energía”. Se podría decir que elegir el camino difícil le ha llevado a donde está: “Cuando tengo dos opciones en la vida siempre voy por la que me da más miedo, y así es como tomo yo mis decisiones”.

En ‘Creadorxs’, el documental de David Velduque y Marco Laborda en colaboración con GQ, Alfonso Cobo habla también de su experiencia en el colectivo LGTBI y cómo ha influido en su trabajo: “Ser parte del colectivo LGTB para mí ha sido algo positivo. Ha sido un proceso bastante largo de aceptación y de darte cuenta de que puedes ser un referente muy importante para chavales más jóvenes. Es algo que yo pienso muchísimo, cómo puedo utilizar Unfold para hacer este tipo de cambios sociales y ponerme en la palestra, y si ayudo a alguien, genial. Es como un reto que tengo también, de ver cómo puedo cambiar las cosas en el mundo LGTB en países donde no está tan bien visto a través del producto y las historias», afirma.