El vídeo de Amnistía Internacional sobre el aborto que ha enfadado a la Iglesia católica

En Irlanda el aborto está prohibido incluso en los casos de violación, incesto, riesgo para la salud y malformación severa o mortal del feto. La condena a la que se enfrenta aquella que se someta a un aborto puede ser de hasta 14 años de cárcel. Se estima que cada día al menos una decena de mujeres abandona el país (siempre y cuando puedan costear el viaje, claro) para interrumpir su embarazo. La mayoría tiene entre 20 y 34 años. Fue el caso de Lupe, afincada en Irlanda pero nacida en España, a donde regresó para poder someterse a un aborto que la ley irlandesa no le permitía. El embrión llevaba muerto dos meses dentro de su vientre.

Amnistía Internacional trabaja para lograr la despenalización del aborto ‘’a fin de garantizar los derechos sexuales y reproductivos de las mujeres y niñas en todo el mundo’’. Su último esfuerzo en esta dirección se llama ‘Chains’, y ha desatado la furia de la Iglesia Católica.

‘Chains’ (cadenas), es un mordaz retrato de las brumas del pasado que nos impiden avanzar. Un simbólico y tétrico recorrido por las ruinas de una iglesia, mientras la voz del actor Liam Neeson narra la historia de ‘’un fantasma que acecha Irlanda, un fantasma cruel del siglo pasado todavía ligado al país. Ciegamente trae sufrimiento, e incluso la muerte, a las mujeres que toca’’.

La campaña (que en twitter utiliza los hashtags #RepealThe8ht y #NotACriminal) ha sido lanzada con vistas a las próximas elecciones generales en Irlanda, y ataca a la octava enmienda de su Constitución, que desde 1983 prohíbe el aborto en cualquier cirunstancia.

Produciendo ‘Chains’ están Helen y Graham Linehan, un matrimonio que ha sufrido en primera persona la criminalización del aborto en su país. Helen estaba embarazada de un feto con una malformación craneal que reducía a cero sus posibilidades de sobrevivir fuera del vientre materno. Sin embargo, la ley irlandesa la obligaba a continuar con el embarazo. No estuvo dispuesta.

Las reacciones de la Iglesia católica no se han hecho esperar, acusando a la organización de propaganda anticatólica. ‘’Esto no parece una campaña contra las leyes del aborto en Irlanda. Parece una campaña para exorcizar de Irlanda a la Iglesia Católica’’, denuncia el periodista británico Tim Stanley en las páginas de The Telegraph. Numerosos medios católicos acusan a Amnistía Internacional de haber dejado de ser una organización pro-vida (de los no nacidos, se entiende), y consideran que »se ha convertido en el gran lobby internacional en defensa del aborto y del matrimonio entre personas del mismo sexo. Apoyar a Amnistía Internacional con tiempo o con dinero supone apoyar la defensa del derecho al aborto y la destrucción de la familia’’, sentencian en este artículo  de CitizenGo.

amnistia-internacional-octava-enmienda-irlanda-ley-del-aborto-legalizacion-descriminalizar-carcel-blog-de-neurads-sobre-branded-content-chaims-cadenas-spot-iglesia-catolica-enfado-polemica-marketing